Noticias Kayakeado por el nO cierre de escuelas en el Delta

Published on marzo 5th, 2018 | by encuentro judicial

0

Un río de lucha por Caracoles

Es una tarde de sol pleno, sin nubes. El río Luján brilla en toda su extensión. Los gritos de los que dan una vuelta en la montaña rusa se mezclan con los motores y los choques de copas de los que comparten un almuerzo en el Paseo Victorica. La postal es casi idéntica a la que se da cualquier fin de semana de verano pero con la particularidad de que esta vez se suma a ese pintoresco escenario el reclamo de los isleños para que no cierren la Escuela 25  y el Jirimm 1 de Caracoles.

Por Sabrina García

Hay dos marchas que se dan en simultáneo. Una recorre las calles de empedrado, entre las mesas, las sillas, los botes que están dispuestos a navegar. Liderados por organizaciones sindicales como SUTEBA, ATE, FEB, Judiciales y UDOCBA, la columna avanza hacia el Concejo Deliberante de Tigre. A su paso algunos levantan la mirada y acompañan con aplausos. Atrás, sobre el Luján, ocurre lo mismo con las lanchas colectivas colmadas de pasajeros. En algunas esquinas se van sumando vecinos que tienen sus propios carteles con la leyenda “No al cierre de escuelas en el delta”.
En el agua, están las embarcaciones de siempre, esas que pasean zigzagueando, en donde los pasajeros muestran sus cuerpos al sol mientras escuchan música; las lanchas de pasajeros; la almacenera; a lo lejos, a ambos lados del Luján comienzan a aparecer las columnas de cayakistas y botes. El sol brilla en las palas cuando están arriba, surfeando la marejada que dejan los turistas. Algunos han recorrido 28 kilómetros remando, vienen desde el Pay Carabí, desde Villa la Ñata y en sus recorridos se fueron sumando otros.
Diego Galíndez tiene la cara castigada por el sol. Lleva 8 horas arriba del kayak. Pasó la noche en una carpa en Pay Carabí, en el parque de la escuela que el gobierno provincial iba a cerrar y después tuvo que dar marcha atrás. En su espalda lleva la organización, junto con Martín Fernández, de la travesía en defensa de la escuela pública. Cuando hace dos semanas lanzaron la propuesta de la travesía el escenario era otro: la Provincia de Buenos Aires había tomado la decisión de cerrar ocho establecimientos educativos.
A dos días de la marcha por el agua, llegó la noticia de que la Provincia “había reflexionado” y daban marcha atrás con seis de esos establecimiento educativos. Solo quedaron los dos de Arroyo Caracoles que por falta de dragado el gobierno prefirió cerrar la Escuela y con ella la vida de esas veinte familias. Fue como un impulso para darle más fuerza a la convocatoria, abrazar a la Escuela y el Jirimm de Caracoles, y decir bien fuerte #CaracolesNoSeCierra.
Diego dice que “a lo largo de los 28 kilómetros la gente nos saludaba, nos recibía con carteles en los muelles, nos ofrecían agua. Toda una sociedad movilizada”.
Calcula que de la travesía participaron 70 embarcaciones, entre kayaks y botes. “Nos conocimos con kayakistas que no nos habíamos visto nunca. Empezó hace dos sábados cuando, indignado, le dije a unos compañeros ‘tenemos que hacer algo’. Armamos el evento (en Facebook) y al otro día no paraba de sonar el celular, de llegar mails, de compartirse la noticia. La respuesta fue increíble”.
“Con muchos kayakistas no compartimos las mismas cosas. Pero en algo sí, el gobierno se metió con los pibes, cayeron en lo más bajo y es por eso que estamos todos acá. Vino gente de Rosario, de La Plata, Quilmes, de Mendoza”, comentó Diego mientras recuerda que cuando le contó a un amigo de la idea de hacer la travesía éste le dijo ‘estás loco, el agua está llena de gorilas’. “Medio resignado le dije ‘salgamos igual’, aun siendo 20. Finalmente vinieron de todos lados y es más, los que no podían venir replicaron la marcha en el Paraná (en Rosario). Esto nos da pilas para hacerlo todas las veces que sea necesario”.
Caracoles no se cierraDiego, con la cara encendida por el sol, se acomoda el pelo, revolea sus ojos color a cielo y dice: “Mi sueño es ¿viste que hay un cantito que dice ‘a dónde vayan los iremos a buscar’?. Bueno hay que inventar uno que diga ‘a dónde menos crean nos van a encontrar’. Yo quiero la kayakeada federal, quiero salir desde Vuelta de Obligado, símbolo de soberanía nacional y llegar a Puerto Madero a donde están las oficinas de los grandes lobbies”.
Entre las madres y padres de “Caracoles” que participaron de la manifestación y que vienen reclamando para que no les cierre su escuela, se encuentra David. Tiene dos hijos: una que cursa la secundaria y el otro que comienza su último año de la primaria. Ya está acostumbrado a los micrófonos. Desde que comenzó la lucha fue casi vocero de su comunidad. Le da un poco de vergüenza hablar en el escenario, los pómulos se sonrojan cuando todos le piden que hable. “Estoy emocionado”, reconoce y agrega que estos días les permitió darse cuenta que “si nos juntamos tenemos muchísima fuerza”.
“Mi hija terminó sus estudios en la Escuela 25 de Caracoles, mi hijo va a cursar su último año. Ellos están muy tristes. Mi hijo me pregunta que va a pasar con su escuela y a mí se me hace un nudo en la garganta. Ahí es cuando decía tengo que salir a pelear por la escuela porque más allá de ser el centro de formación para mis hijos es lo que une a la comunidad, el único lugar que tienen para sociabilizar”, detalla David y agregó: “Tenemos que juntar pilas porque esto no termina y hay que seguir. La verdad es que me emociona ver todo el apoyo. Vinimos todos desde muy lejos. Como isleños esto nos llena de orgullo”.
David es artesano, fabrica cortinas de junco en la isla y forma parte de una cooperativa de artesanos isleños. “Todo esto me sacó del eje pero bueno, no importa”, dice y sonríe. Sabe que para que el pueda seguir trabajando, fabricando y vendiendo cortinas necesita el arroyo vivo: “Con el cierre de la escuela, deja de pasar la lancha y eso nos obliga a todas las familias que vivimos en arroyo Caracoles a tener que irnos. El río está medio tapado, se seca si no pasa la lancha y se termina todo”.

Fuente: San Fernando Nuestro


About the Author



Back to Top ↑
  • Imagenes