Departamentales no image

Published on febrero 17th, 2012 | by encuentro judicial

0

“La porcentualidad y los convenios de trabajo son nuestras banderas históricas”

En su paso por Olavarría, Guillén -también secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense- sostuvo a EL POPULAR que pretenden resolver los temas más urgentes antes de las paritarias. Pidió al gobierno una reunión lo antes posible para tratar dos de los puntos más importantes del sector. Todo en un contexto en el que el aumento de la dieta de los legisladores “hace ruido”, cuando desde el gobierno “nos piden seriedad a los trabajadores”.

Buscan una reunión con el gobierno provincial cuanto antes y pretenden poner sobre la mesa de negociación dos medidas históricas que vienen reivindicando desde hace tiempo. Se trata de los trabajadores judiciales bonaerenses que hoy reclaman celeridad para tratar dos de los puntos más importantes del sector: la porcentualidad salarial que les fue quitada en 1991 y la ley marco de paritarias para los convenios colectivos de trabajo.

La fecha de encuentro está pautada para el 23 de febrero, pero de no cumplirse, llamarán a asamblea el 24 para acordar cuáles serán los pasos a seguir.

Hay expectativas y optimismo en el sector. “Creemos que van a haber avances con respecto a eso, pero como nosotros tenemos esa actitud de buena predisposición, lo que pedimos es premura porque desde el año pasado venimos con las reuniones y tendríamos que haber tenido estos encuentros entre noviembre y diciembre de 2011, pero se han venido postergando”. Así definió la realidad del sector el gerente adjunto de la CTA y gerente general de la Asociación Judicial Bonaerense, Daniel Pérez Guillén, en su paso por Olavarría.

Quieren discutir estos puntos más fuertes antes que se den las negociaciones paritarias de cara al 2012. Lo que piden es “flexibilidad para ir avanzando en las reuniones que permitan evitar un escenario más difícil”, sostuvo el dirigente. Y más aún en un contexto en que el aumento de la dieta de los legisladores “hace ruido”, cuando desde el gobierno “nos piden seriedad a los trabajadores”.

Junto a Pérez Guillén, Juan Derdoy y Roberto Leiva -integrantes de la juventud de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA)- hablaron de una disparidad entre los sueldos del Poder Judicial de la Nación y los de la Provincia. En este sentido, dijeron que la Ley de Porcentualidad permitirá equiparar los ingresos de uno y otro.

Pero también hay otros temas que -dijeron- son necesarios tratar cuanto antes. “Son medidas que hay pendientes del año pasado, que es un 1% que se quedó debiendo al nivel más alto de empleados: a los jefes de despacho y una recategorización que se hizo sobre la mitad del escalafón y que todavía no pudieron cobrar los jubilados y pensionados del sector”.

Con todo, “estamos exigiendo al gobierno una pronta reunión para avanzar sobre estos ítems”, apuntó el secretario adjunto de la CTA.

La Porcentualidad

La ley de porcentualidad permaneció vigente hasta el año 1991, cuando Antonio Cafiero y más tarde el gobernador Eduardo Duhalde la dejaron sin efecto. Sin embargo, la ley aseguraba que cada empleado iba a recibir el aumento que recibiera un Juez de la Corte, cada porcentaje que se le aumentaba al juez, se le aumentaba al empleado. La proporción era de cinco veces a uno. Hoy es de 28 a 1.

Esa medida “significó un retroceso de un 60%” en algunas categorías. “Hay una diferencia abismal entre lo que deberíamos percibir y lo que se nos dejó de percibir por un decreto que un fallo de la Justicia dio por anticonstitucional. De ahí que se volvió a la negociación sobre este punto”, explicó Juan Derdoy.

Sostuvo que, “un decreto no puede derogar una ley, entonces vemos con buenos ojos que el gobierno nos haya llamado para dialogar, pero no significa más que eso: sentarnos a charlar”.

Para Daniel Pérez Guillén, “esa es nuestra pelea central. Queremos que si hay una discusión de paritarias salarial sea con recuperación de esa porcentualidad”.

El secretario general de la Asociación de Judiciales Bonaerenses expuso que “más allá de que sea difícil de otorgar la porcentualidad, en todo caso que se vayan estableciendo los pasos de cómo se produce esa recuperación de porcentualidad. Por eso vamos con ese reclamo en lo salarial también”.

El tema no es nuevo para el sector y “son temas unilaterales que los puede resolver el Poder Ejecutivo”, aclaró Pérez Guillén. Pero lo que se intenta es separar esta negociación del proceso de reapertura de las paritarias que convocará el gobierno provincial.

Lo que más preocupa ahora es que se reanuden urgentemente las negociaciones en torno de esta problemática salarial. Implementar nuevamente este sistema de porcentualidad “es una forma de distribuir el dinero de forma más equitativa y que a un empleado se le aumente el sueldo en la misma proporción que a un Juez de la Corte Suprema”, expusieron.

Atraso

La reincorporación del sistema porcentual no es el único tema que está en análisis urgente. Existen otros puntos que, desde el gremio que nuclea a los trabajadores judiciales, es necesario plantear antes de las paritarias que se vienen.

“Hay medidas pendientes desde el año pasado”, dijo Pérez Guillén. Y enumeró como una de las más importantes “un 1% que se quedó debiendo al nivel más alto de los empleados sin título que son los jefes de Despacho”. Además, también consideran tratar de forma urgente “una recategorización que se hizo sobre la mitad del escalafón y que todavía no pudieron cobrar todos los jubilados y los pensionados del sector”.

Con todo, lo que pretendían desde el gremio es “negociar todos estos temas antes y que no se mezclara con la reunión para tratar paritarias. Y, como estamos llegando a esa fecha, pedimos al gobierno una reunión lo más urgente posible”.

Lo cierto es que, desde el sector, se mostraron optimistas. “Creemos que van a haber avances en este sentido, pero por eso también exigimos que, así como nosotros tenemos esa actitud de buena predisposición, pedimos también predisposición y celeridad por parte del gobierno para tratar cuanto antes estos temas”, enfatizó Daniel Pérez Guillén.

Y dijo que “nos complica avanzar en la discusión hacia el futuro si no tenemos aún resueltos estos temas que están pendientes desde hace tiempo”.

Además, se habló de un escenario en el que “se le pide responsabilidad a los trabajadores para discutir salarios, pero por otro lado falta seriedad de los legisladores”, en referencia al aumento de la dieta, algo que “viene a hacer ruido y no resulta nada claro”.

En este contexto, el secretario adjunto de la CTA expuso que “lo que pedimos es premura y cierta flexibilidad para ir avanzando en reuniones que nos permitan evitar un escenario mucho más difícil”.

 


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Imagenes